junio 21

Misión y Evangelización: Empoderamiento de las adolescentes en las escuelas del Reino Unido

La Iglesia Anglicana de todo el mundo comparte el objetivo común de proclamar la Buena Nueva del Reino y enseñar, bautizar y nutrir a los nuevos creyentes, lo que forma parte de las cinco marcas de misión de la Comunión. Hay muchas maneras en que las iglesias llegan a sus comunidades, ya sea proclamando y compartiendo la Buena Nueva verbalmente, o respondiendo a las necesidades y a la injusticia, y ayudando a traer la paz y la reconciliación. Este «amor en acción» es una forma de mostrar el amor de Dios por el mundo de manera práctica. En la diócesis de Winchester el objetivo es llegar a lo que denominan las «generaciones perdidas» que no acuden a la iglesia. El obispo de Basingstoke, el reverendo David Williams, dijo: «Como diócesis estamos comprometidos a llevar el mensaje cristiano a personas que no tienen contacto con la iglesia. Estamos apoyando proyectos misioneros innovadores a través de nuestras iglesias y en nuestras escuelas y comunidades locales».

Una parroquia de la Iglesia de Inglaterra en la diócesis de Winchester se ha centrado en algunas de las presiones a las que se ven sometidas las adolescentes y las ha estado ayudando a aumentar su confianza y su autoestima.

Ellie Payne, ex trabajadora juvenil de la iglesia de San Bernabé de Winchester, ayudó a crear un curso para niñas adolescentes que ahora se imparte en dos escuelas secundarias de la ciudad y ha llegado a más de 180 niñas en los últimos seis años.

Ellie dijo: «El proyecto, diseñado por el Golddigger Trust*, se llama ‘Soy la chica que quiero ser’. Se trata de un curso para niñas de entre 11 y 18 años que dura ocho semanas y que ofrece un espacio para que las adolescentes hablen de temas como la imagen corporal, la autoestima, las relaciones y lo que dicen los medios de comunicación sobre la moda. Acogemos a unas 12 niñas a la vez, quienes salen de sus clases para pasar dos horas a la semana con nosotros en el curso y conversar sobre estos temas».

Según Ellie, las adolescentes del Reino Unido a menudo se sienten presionadas para tener un aspecto determinado y estar en una relación, lo que afecta su bienestar mental y emocional.
Los colegios valoran mucho el curso por el gran impacto que tiene en la vida de las niñas. Les enseña a dejar de compararse con otras personas, a creer en sí mismos, a quererse y respetarse y a recordar que son tan especiales como las demás personas».

Ellie dijo que muchas de las niñas tienen problemas con las amistades, lo que puede minar su confianza en sí mismas.

Durante el curso, explicó Ellie, «cada niña recibe un paquete de tarjetas de motivación, escriben un mensaje para cada miembro del grupo donde dicen cosas sobre su aspecto y personalidad, y al final del curso se llevan a casa estas tarjetas». La idea es que estas tarjetas se conviertan en herramientas, desde el curso, para que cuando tengan un mal día o una crisis de confianza puedan volver a mirar las tarjetas y recordar las cosas positivas que sus amigas dijeron sobre ellas».

El curso también anima a las niñas a explorar y tomar decisiones positivas sobre su estilo. Ellie dijo: «Aprenden a no menospreciarse cuando no están en una relación, y también a no conformarse como segunda opción».

Durante la pandemia, los cursos se tuvieron que impartir principalmente en línea, y sólo se realizaron algunas sesiones de tutoría individualizadas en las escuelas.

Ellie dijo que los cursos se imparten ahora en las escuelas. «Tengo la impresión de que estamos viendo el impacto del encierro y lo ansiosos/as que se han vuelto los/as jóvenes. También extrañaban la socialización, por lo que algunos elementos del curso les parecen más desafiantes».

Algunas niñas que han participado en el curso han podido revelar experiencias de su pasado, sobre las que pueden recibir apoyo o ser remitidas a los profesionales adecuados. Algunas de las niñas también han descubierto que el curso ha aumentado su confianza en sí mismas y ha cambiado su visión de la escuela y las relaciones.

«Somos muy sensibles a la hora de hablar de la fe, pero el curso está lleno de principios cristianos y hay oportunidades para que los/as líderes compartan sus historias y experiencias de cómo una relación con Dios les ha ayudado en sus vidas», dijo Ellie.

Dijo que el curso puede ser un primer paso para que los/as adolescentes exploren su propia espiritualidad y algunos/as deciden llevarlo más allá asistiendo a un grupo de jóvenes de la iglesia o a eventos, con amigos/as del curso.

*The Golddigger Trust es una organización benéfica de carácter cristiano para jóvenes con sede en Sheffield.

Fuente: «Video en el canal de UTube de Educación Teológica en la Comunión Anglicana (TEAC) www.youtube.com/channel/UC-Xb_sdp8Y9guqo72m1-qhg

final

Pies de foto:

1. Ellie Payne muestra un collage realizado por las niñas.
2. Las niñas escriben nuevos valores en sus manos
3. Hablando con las manos en el curso.
4. Mensajes en sus manos durante el curso.
5. Bolsa de regalos del curso para cada niña.
6. Logotipo de «Soy la chica que quiero ser»


Tags


You may also like

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

Subscribe to our updates now

Enter your details below and we'll keep you in touch with the conference as well as sharing resources and news about the event.